Cómo grabar un disco y no morir en el intento (I)

30.10.2019

Alex Radish de Radish Records nos cuenta los 11 pasos básicos para conseguir buenos resultados en el estudio de grabación. En ésta primera entrega nos enseña cómo prepararnos antes de llegar al estudio y cómo deben afrontar el reto de grabar el bajista y el batería.


Radish Records

ANTES DEL ESTUDIO DE GRABACION.

Tienes tu superbanda, tienes tus supercanciones y te vas a comer el mundo. Pero para que el mundo te escuche tienes que tener algo grabado, e inevitablemente tendrás que afrontar los problemas (y alguna satisfacción) de grabar tu música.

Aquí tienes algunos consejos a tener en cuenta antes de entrar al estudio, que os harán ahorrar dinero, evitar problemas, sonar mejor, y sacarle todo el provecho a vuestras futuras sesiones.

Espero que os sean de utilidad.

Alex Radish, Radish Records.

 

 1º-DONDE MAS DINERO SE AHORRA Y DONDE MAS CALIDAD SE GANA ES EN EL LOCAL DE ENSAYO.

La mayor parte del tiempo en el estudio se “pierde” al tener que repetir tomas debido a fallos de ejecución. Ya sea por errores de afinación, fallos de tempo, falta de feeling en la toma, incoherencias en la armonía o ritmo, ejecución poco limpia, falta de energía, notas que se cuelan por tapar mal un acorde, inconsistencia en la dinámica, etc, etc.

Sé que es un fastidio, pero solo hay una forma de evitar (o al menos minimizar) todo eso, ENSAYAR, ENSAYAR, Y ENSAYAR. Ensayad como si no hubiera un mañana, ensaya hasta que te ardan las manos, ensaya hasta que puedas tocar las canciones tu solo de principio a fin sin el más mínimo error una y otra vez, esto os ahorrará MUCHO tiempo y DINERO en el estudio, además no será tan agotador para el músico (no es igual grabar 2 veces lo mismo que 50 veces lo mismo) lo mejor de todo es que SONARÁ INFINITAMENTE MEJOR!!! Así que está bastante claro... a ENSAYAR!!!

Una buena idea es no solo ensayar todos juntos, sino también ensayar por “secciones”, en la mayoría de estilos el bajo y bombo van de la mano, está claro que el batería y el bajo suelen tener una fuerte unión, es muy buena idea que el bajista y batería ensayen juntos sin el resto de la banda, al no tener todo el “barullo” del resto del grupo verán cosas uno del otro que no habían visto, y les ayudará a “acoplarse” mejor y mejorar la canción (un bombo que creías que no existía, una contra que debes acentuar, etc.)

Igual pasa con los guitarristas y teclistas, es importante que ensayen juntos sin el resto de la banda, verán cosas entre ellos que no veían con toda la banda, así evitamos malentendidos armónicos y tensiones indeseadas.

Las voces también es importante que ensayen juntas voz principal y coros, esto aclarará posibles errores armónicos/melódicos o de tempo entre ellos que no se veían tan claramente con el resto de la banda.

Con secciones de viento o cuerda es IMPRESCINDIBLE que ensayen juntos, está muy bien saber leer a vista, pero un cuarteto de cuerda suena increíblemente mejor si han ensayado juntos y se conocen (musicalmente hablando), esto está muy marcado en los instrumentos de cuerda clásicos como cellos, violas, violines etc. por ser instrumentos de afinación no ponderada, pero es extrapolable a secciones de cualquier tipo, ya sean vientos, percusiones etc.

Y por supuesto ensayar todos juntos, hay que sonar en “bloque”, hay que “ser uno”, en una banda el individualismo es absurdo, una banda es un conjunto y no X personas tocando a la vez, y cuanto más ensayéis más “interconectados” o “acoplados” estaréis, y si sonáis “unidos” sonareis mucho mejor, pero para ello hay que ensayar juntos, MUCHO.

 

radish records

 

2º- TEN TU INSTRUMENTO A PUNTO PARA LA GRABACION.

En este punto aunque intento centrarme en los instrumentos más típicos y dar consejos muy explícitos para cada uno de ellos,  muchos consejos son extrapolables a los demás instrumentos, por lo que es recomendable leerlos todos independientemente del instrumento que toques.

 

BATERIA:

La batería está infravalorada. La gente piensa que los baterías solo son personas que golpean cosas con palos y (a veces) crean ritmos, pero la realidad es que junto a la voz suele ser lo más importante para tener una buena calidad de sonido en la mayoría de estilos, no escucharás ni una sola canción que suene bien y la batería sea un desastre, ¡NI UNA!

A nivel técnico la batería es un instrumento muy complejo. Los técnicos agradecen en el alma grabar con un buen batería, si eres muy exacto tocando (exacto no es igual a máquina) luego el técnico podrá (si hace falta) copiar, pegar, doblar, usar efectos basados en tiempo, etc. de una forma mucho más precisa, rápida y con un mejor “acabado”  sin tener que emplear 15 horas editando la batería, los errores en la batería son los que más se magnifican cuanto más vamos avanzando en la grabación, un pequeño error en la batería puede arrastrar al bajo y las guitarras con él, y cada vez la bola de nieve se hará más grande.

Si eres batería de ti depende el 50% del resultado de un disco, casi nada ¿eh? Tranquilo, lo harás bien.

LOS PARCHES NUEVOS SI O SI. Sé que cambiar un set de parches es caro, muy caro, pero es imprescindible si queremos que nuestra batería suene bien (si tienen una semana real y no les has metido caña pueden valer), con nuevos no quiero decir que los montes en el estudio, de hecho es mejor montarlos uno o dos días antes (depende de la caña que le pegues) para que se estabilice la tensión.

Nada de ruiditos ni resonancias raras, esto incluye… ¡¡¡engrasa el pedal de bombo!!! (no hay nada más molesto que el “ñiii ñiii” del muelle del pedal de bombo molestando), intenta que las partes móviles estén convenientemente engrasadas, procura que los elementos de la batería no se toquen entre sí (suele producir un molesto “cimbreo”, aunque suele ser fácil de localizar y solucionar).

Aniquila las resonancias molestas. Muchas veces es una cuestión de afinación o de colocación, a veces simplemente con darle 1/8 de vuelta eliminas la resonancia de un tom, o desplazar o apretar un elemento puede acabar con los ruidos raros, intenta solucionar los problemas desde un principio usando cambio de afinación/parche/ubicación, y evita en la medida de lo posible usar apagadores o “moongels”.

Ten una coherencia en tu kit. Si eres un poco animal con el bombo y tienes un bombo que saca mucho volumen asegúrate de tener una caja que esté a la altura, sino tendrás un kit muy “endeble” e incoherente, al igual que si eres un poco flojo con el bombo pero eres un cañón con la caja, intenta que tu kit esté balanceado y sea apropiado.

Nada de platos rajados. En el local con todos sonando a toda leche quizá no se note mucho, pero en el estudio la cosa cambia, para mal, tampoco montes 300 platos y 200 toms si solo vas a usar tres toms dos crash y un ride.

Lo más importante en una batería suele ser siempre el bombo y la caja, asegúrate de que al menos esos dos componentes sean de MUY buena calidad (ya sabes, alquila, pide, o roba), tener diferentes cajas para elegir en el estudio es siempre una buena idea.

El metrónomo es tu amigo. Casi cualquier percusionista está acostumbrado a tocar con metrónomo, pero si no eres uno de ellos… YA TARDAS, a día de hoy la mayoría de música grabada usa metrónomo, salvo en estilos muy abiertos como el jazz, big bands, etc. casi todo se graba con metrónomo.

Debes ser capaz de ir “clavado” a un metrónomo si la situación lo requiere (y créeme, lo requerirá), al principio puede resultar un poco tedioso, pero luego te das cuenta de que no solo no es una molestia sino que es de gran ayuda, no hay excusas para la claqueta, el estar grabando con una claqueta/metrónomo no te impide tirarte hacia adelante o atrás ni te quita groove, y los cambios de compás y tempo se pueden programar, el metrónomo lo único que hace es darte un tempo estable para que tú hagas encima de él lo que quieras.

El tener un tempo y groove buenos ayuda ENORMEMENTE  tanto al resto de músicos que grabarán después como al trabajo del técnico (recuerda, mas trabajo=más tiempo, y más tiempo=más dinero), ten claro (y apuntado) el tempo de cada canción antes de entrar al estudio, y si hay temas con cambios de tiempo y/o compás házselo saber antes al técnico para que tenga programada la claqueta antes de grabar.

Por último lo más obvio, lleva baquetas de sobra, en cualquier estudio tendrán uno o dos pares, pero sería raro que sean del mismo peso y tacto que las tuyas.

Los consejos básicos para la batería van desde usar parches nuevos, evitar ruidos y resonancias, tener un kit coherente, un bombo y una caja de buena calidad y usar el metrónomo.

 

 

radish records

 

BAJO:

Cuerdas nuevas si o si (en este caso si son de hace una semana no cuelan). Cámbialas el día antes, estíralas en casa y toca un rato para que se estabilicen, si eres de los que me vas a decir “es que a mí me gusta el bajo sin brillo” te responderé lo siguiente:

La diferencia entre una cuerda nueva y una cuerda vieja no es solo el “brillo” (de hecho el “brillo” es casi lo de menos), una cuerda nueva vibra de una forma absolutamente diferente que una cuerda vieja, es pura física, la suciedad y el que esté  ”forzada” en diferentes puntos deforma la manera natural de vibrar la cuerda (no hablemos ya si hay óxido), con una cuerda nueva suenan mas armónicos, con lo que el sonido es más rico y definido, tiene más pegada y ataque, el sustain es mayor, etc. etc. etc. además…     si sobra “brillo” siempre se puede quitar con solo girar un knob, pero si el bajo no “saca” nada de “brillo” luego no se puede subir, básicamente porque no puedes subir algo que no existe, y cuando en la mezcla tu le digas al técnico “¿puedes hacer más presente mi bajo?”, el técnico no podrá sacar de donde no hay.

Tampoco te asustes si mientras grabas (especialmente con el bajo sonando solo) lo escuchas algo mas metálico de lo normal, todo ese “exceso” es solo algo aparente y no es tal al sumar los siguientes instrumentos (e insisto en que siempre se puede extraer si no es apropiado, lo que no se puede hacer es crear algo de la nada).

Pilas… el maravilloso mundo de las pilas… la cantidad de veces que he escuchado o dicho “¡¡¡es la pila!!!”, si tu bajo es activo pon una pila COMPLETAMENTE nueva antes de grabar, y ten al menos DOS pilas NUEVAS de repuesto, algo tan simple como una pila puede ser un problema grave, ya que el cambio en la degradación del sonido al ir agotándose la pila suele ser muy progresivo, y es difícil darse cuenta hasta que ya es demasiado tarde, y te aseguro que regrabar un tema de bajo es MAS CARO que una pila.

Nada de ruiditos en potenciómetros. Si suenan ruidos al mover los potenciómetros de volumen o EQ quiere decir que están en mal estado, cambiarlos es barato y fácil, si eres un poco manitas quizá lo puedas hacer tu mismo, si crees que tu bajo tiene excesivo ruido “de fondo” o te hace cosas “raras” llévalo a alguien especializado y de confianza, opciones hay (apantallar el bajo lo puede hacer cualquiera en una tarde), un simple ruido en el bajo puede hacer que el técnico se vea obligado a ecualizar tu bajo de manera que oculte ese “defecto”, y el sonido de bajo repercutirá en el de las guitarras y las guitarras en la voz y bla, bla, bla, así que por favor… nada de ruiditos.

Intenta limpiar tu ejecución todo lo que puedas. Especialmente en el bajo es extremadamente importante que no se te cuelen notas indeseadas (debido a la energía que “consumen” en la mezcla, a que ensucia toda la zona grave, en la mezcla al usar dinámica se escuchará aun mas, y demás temas técnicos), es muy común en el bajo que por simpatía o ruido de impacto resonando en el propio instrumento vibren otras cuerdas aparte de la que atacas, intenta parar todo lo que no deba sonar, de tocar “sucio” a tocar “limpio” hay un mundo de diferencia.

Consejos para el bajo: cuerdas lo más nuevas posibles, pilas también nuevas y de repuesto, nada de ruidos, un buen quintaje y una ejecución limpia.

 

Ten tu bajo PERFECTAMENTE QUINTADO. Hay dos tipos de bajistas, los que no saben quintar su instrumento, y los que han empleado 5 minutos de su vida en aprender a quintar, si aun eres del primer grupo te recomiendo que cambies al segundo, el quintaje es MUY importante, en el caso del bajo el tema quintaje es un poco paradójico ya que por pura física (la “distancia” entre octavas vs frecuencias bla, bla, bla…) a nuestro oído le cuesta más distinguir desafinaciones en la parte baja del espectro, y encima el bajo se suele grabar antes que las guitarras “definitivas”, con lo que cuando estás grabando tampoco tienes una referencia fiel respecto a si estás perfectamente afinado/quintado o no, ya que tú mismo eres la base sobre la que los demás “asentarán” su afinación, por eso es tan importante que tu afinación/quintaje sea muy precisa, y debido a la dificultad añadida de ser un sonido con alto contenido en bajas frecuencias y por tanto ser un poco más difícil oír las desafinaciones nos vemos obligados a usar un afinador constantemente, y eso te invita a tener un buen afinador, ten en cuenta que tu superbajo de 3000 euros sonará como una mierda si está desafinado o desquintado, recomiendo afinar el bajo en cada “pasada” del tema, aunque realmente depende mucho del bajo en sí, de cómo toques y de lo que aguante la afinación.

Respecto al ampli lo mismo, nada de ruidos raros, que esté en perfectas condiciones y que  no haya sorpresas (mira el apartado de amplis de guitarra, por que básicamente es lo mismo)

El batería es tu mejor amigo, iros de cañas y pinchos de vez en cuando.

 

 

Alex Radish

Radish Records

Pronto "Como grabar un disco y no morir en el intento (II)"

Podéis seguir a Radish Records en su web en facebook o en twitter  

 


 
 
 

ofertas y demandas

visita las ofertas musicales de otros usuarios o abre la tuya propia 

únete a riffbizz

crea en pocos pasos tu currículo musical en riffbizz

 

convocatorias

presenta tu candidatura a concursos, castings, audiciones y otras convocatorias que marcas y empresas abren en riffbizz

riffbizz

gestiona
contacta
impulsa